Deseat.me Click aquí para desaparecer.

Los servicios online son la clave de nuestro uso de Internet pero darse de baja no siempre es fácil. Ahora una página web nos permite borrar nuestras cuentas de webs como Twitter o Facebook de forma muy sencilla.

Al principio tener una cuenta en nuestro servidor de correo era suficiente pero poco a poco los servicios web se multiplicaron y se adueñaron de nuestra vida online.

Cada vez tenemos más opciones y páginas en las que queremos registrarnos para usar un servicio, sobre todo desde el surgimiento de las redes sociales.

Darse de baja de forma rápida

Los desarrolladores suecos Wille Dahlbo y Linus Unnebäck han creado un nuevo servicio para controlarlos a todos: Deseat.me.

Desde esta web podremos darnos de baja de forma eficaz y sencilla de cualquier servicio en el que nos hayamos dado de alta.

Para ello sólo tenemos que entrar usando nuestra cuenta de Google y elegir qué servicios queremos borrar y cuales queremos conservar.

Borrar la presencia online

Si usamos esta servicio de forma agresiva eliminaremos todo rastro de nuestra presencia online, algo que puede ser beneficioso desde el punto de vista de la privacidad pero contraproducente en algunos aspectos.

A la hora de buscar trabajadores algunas empresa, por ejemplo, desconfían cuando un usuario no tiene ningún tipo de presencia en redes sociales.

Con tan solo unos cuantos clics, podremos cumplir con nuestro propósito de “salirnos” del mundo online, aunque según los expertos en privacidad, esto nunca es posible al cien por ciento, ya que en alguna que otra web o app quedará siempre algún registro de nuestra existencia.

Aumento de nuestra seguridad online

Sin embargo hay un planteamiento interesante para usar Deseat.me y es el darnos de baja en servicios que no usamos.

De esa forma minimizaremos la posibilidad de que un fallo de seguridad en servicios antiguos pueda servir para entrar en nuestra cuenta y suplantar nuestra identidad.

Un servicio que conviene probar aunque sea para cancelar suscripciones a páginas y medios online de los que ya nos habíamos olvidado.